Mis clientes eliminan siempre mis newsletters

eliminar_newsletter

A medida que pasa el tiempo los correos de nuestros clientes van estando más llenos, cuesta leer tanta información y mucha de ésta pasa inadvertida en la lista de correos, lo que lleva a eliminar emails que pueden ser realmente interesantes para nuestros clientes.

Esto ocurre porque pese a todo, el email marketing es uno de los canales más rentables y efectivos en la actualidad y la competencia es cada vez más amplia.

En cualquier caso, tenemos que identificar qué tipo de usuarios de email marketing tenemos en nuestra base de datos para poder tomar las medidas oportunas en cada caso.

Dentro de ese grupo de personas que eliminan nuestras newsletters, podemos catalogarlos en dos grupos muy diferenciados; los que eliminan nuestros correos sin abrirlos siquiera y los que una vez abierto, a los pocos segundos lo mandan a la papelera. Las razones que llevan a cada uno a la eliminación de nuestros correos es diferente.

En el primer caso la estrategia a seguir es un buen asunto, un asunto que sirva de gancho e incite a la apertura. Define un asunto original, directo y claro. Intenta crear misterio sobre el contenido del email suscitando así el interés del usuario por pulsar en él.

Evita usar palabras como oferta, gratis y descuento, palabras totalmente asociadas al correo no deseado que causaran recelo en nuestros lectores.

En el segundo caso la estrategia es diferente, ya hemos captado su atención ahora no podemos defraudar a nuestro lector. El asunto y el mensaje tienen que tener la misma línea, si estás hablando de marketing wifi en el asunto, el contenido del email tiene que estar relacionado con marketing wifi. De no ser así el usuario se sentirá estafado y perderá interés y credibilidad en tu empresa, lo que te llevará a perder reputación entre tus clientes.

Segmenta tu base de datos, no envíes la misma información a todo el mundo, cada persona tiene sus gustos y abrir un email que no tiene nada que ver con sus gustos solo conseguirá que se aburran de tus comunicaciones.

No abandones el diseño, a veces el contenido no es el problema sino la forma de mostrarlo, un diseño atractivo aumentará las ganas de seguir leyendo y de interaccionar con él. Piensa que la imagen que muestras en tus correos es parte de la imagen que estás trasmitiendo a tus clientes. ¡Mímala mucho!

Además de bonito tiene que ser útil y legible, estamos en la era del móvil y la conectividad, emplea siempre plantillas responsive y haz un estudio de usabilidad, dónde colocar los botones puede suponer la diferencia entre una venta o ninguna.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Usted debe ser conectado para escribir un comentario.